La hiperhidrosis o sudor excesivo es una condición frecuente en palmas, plantas, axilas o región craneofacial. Suele acompañar al paciente desde la infancia y suele ocasionar consecuencias sociales, emocionales y profesionales diversas.

La mayoría de las opciones de tratamiento incluyen una primera línea con antitranspirantes tópicos (cremas o lociones con sales de aluminio).  Una segunda línea de tratamiento incluye la iontoforesis (introducción de sustancias ionizantes en la piel a través de una corriente), inyecciones intradérmicas de toxina botulínica y medicación anticolinérgica oral. Por último, la cirugía se reserva para aquellos casos con síntomas severos y debilitantes que no se pueden controlar con otras terapias.

CIRUGÍA DE LA HIPERHIDROSIS

La producción del sudor ecrino está controlada por una parte de nuestro sistema nervioso denominado sistema nervioso autónomo simpático. Dicho sistema se materializa físicamente en una cadena que corre paralela a la columna vertebral dentro del tórax.

Actualmente el procedimiento de elección, la simpatectomía torácica por videotoracoscopia (STV), se practica mediante la realización de una única incisión de un centímetro en la axila. Esta menor invasión confiere una menor tasa de complicaciones y dolor postoperatorio así como preserva la estética y ayuda a una pronta recuperación.

El procedimiento quirúrgico requiere  anestesia general y suele durar alrededor de 30 minutos. El efecto de la intervención es inmediato y los pacientes experimentan la ausencia de sudoración en sus manos tras salir del quirófano. La cirugía suele requerir sólo un día de ingreso hospitalario.

En el período postoperatorio el paciente puede experimentar dolor controlable con analgésicos orales habituales. Las grapas de la incisión axilar se retiran a los 7-10 días posteriores a la cirugía.

La tasa de éxito de esta intervención es superior al 97% y la tasa de recurrencias se estima en torno al 2%. El efecto secundario más frecuente (aparece en torno al 60% de los pacientes) es la aparición de una sudoración compensadora principalmente en el tronco aunque sólo un 2% de estos pacientes la consideran molesta.

Con 15 años de experiencia en cirugía y el grado de Medicina y Cirugía por la Universidad de Sevilla con el trabajo de investigación “Tratamiento quirúrgico de la hiperhidrosis palmar primaria. Análisis de 141 intervenciones”, el Dr. Andrés Arroyo Tristán es el cirujano torácico que lleva a cabo esta intervención en el hospital Mesa del Castillo.

Solución definitiva al exceso de sudor

Unidad de Cirugía del Tórax del hospital Mesa del Castillo.

www.mesadelcastillo.com

968246116