De la mano de dos cirujanos generales con gran experiencia en el tratamiento quirúrgico y no quirúrgico de enfermedades circulatorias, el hospital Mesa del Castillo ha puesto a disposición de los pacientes un servicio de consultas para tratar varices de todo tipo.

Los doctores Juan Mariano Pérez Abad y Adam Kokot ofrecen solución rápida y mínimamente invasiva a varices, arañas vasculares y úlceras, con la seguridad que otorga su formación como cirujanos y el medio hospitalario en el que atienden a sus pacientes.

En la mayoría de los casos, las varices grandes o muy extendidas terminan siendo tratadas en quirófano con los inconvenientes de complejidad y aumento de costes para el paciente. En la consulta de varices de Mesa del Castillo, los doctores Pérez Abad y Kokot dan solución de forma no quirúrgica y en un tiempo mínimo.

Su método personalizado de tratamiento permite una solución eficaz a la medida de cada paciente, evitando recaídas o tratamientos agresivos que pueden derivar en otros problemas vasculares. Las sesiones intensivas que ofrecen son una manera de ahorrar visitas al paciente y de acortar el periodo de tratamiento al mínimo.

Mesa del Castillo ofrece un precio cerrado al tratamiento con revisiones incluidas y todas las sesiones extras que se sean necesarias hasta haber solucionado la patología.

Las claves de la consulta de varices:

• Solución a las varices más grandes y extensas sin cirugía.
• Métodos de regeneración vascular personalizados al tipo de variz.
• Sesiones intensivas para obtener resultados a corto plazo.
• Solución a Arañas Vasculares, Varices y Úlceras.
• Precio cerrado sin límite de sesiones, con revisiones y garantía de resultados.
• Médicos cirujanos con larga experiencia.

El peligro de las varices

Las varices producen dos tipos de problemas: estéticos y de salud. Cuanto más superficiales son, menor es su peligro pero más afean. Así, las «arañas» vasculares que están en la superficie de la piel se ven escandalosas en las pieles claras, pero no tienen peligro grave para la salud, salvo el sangrado abundante en caso de herida.

Las profundas son más peligrosas y tienen riesgo potencial para la salud. Pueden producir lesiones en la piel que acaben siendo úlceras que no se cierran nunca.

Pero la complicación más grave que se puede presentar es la trombosis y la embolia pulmonar. La sangre se remansa en las venas dilatadas, se coagula y se forma un trombo que ocupa la vena. Después puede crecer y extenderse a las venas internas de la pierna (Sistema Venoso Profundo) y obstruir la circulación de la sangre, o desprenderse un trozo que llega flotando en la sangre hasta el pulmón y lo obstruye (Embolismo pulmonar). Esta complicación es grave y puede llegar a causar la muerte.

Solución a varices grandes sin bisturí