¿Es de verdad posible una cirugía sin dolor?

El dolor depende de múltiples factores, pero se puede reducir a un mínimo con una atención personalizada del paciente. El uso de los “pegamentos” va a ayudar a disminuir este dolor, ya que evitan la necesidad de coser y el consiguiente dolor de cada punto y cada nudo. Los métodos tradicionales para el cierre de las heridas y fijación de las mallas se asocian a dolor, hemorragia, hematoma o infección. La utilización de estos adhesivos supone una clara ventaja por su rapidez de aplicación, disminución del tiempo quirúrgico y del dolor, Además, mejoran el resultado estético.

¿Qué son los pegamentos?

Los pegamentos son sustancias que carecen de toxicidad, se reabsorben y desaparecen en unos meses. Tienen un alto poder de fijación, hemostático (detienen el flujo de sangre) y antibacteriano. Lo importante es que su aplicación no puede causar ninguna lesión.

¿Se pueden usar en todas las hernias?

Sí. Cualquier tipo de hernia se puede beneficiar de este producto (inguinales, umbilicales, etc.). Sólo es preciso conocer cómo se debe de usar, lo que se explica en el trabajo publicado. Además de sus ventajas para el paciente, también disminuyen el alto coste de la operación.

¿Se pueden usar en otras operaciones?

Sí. Los pegamentos pueden usarse en casi todas las operaciones. Son especialmente interesantes para tratar fístulas perineales, en la cirugía de la mama y del tiroides (donde deja menos cicatriz y evita el seroma), en el refuerzo de anastomosis, etc. En el trabajo publicado, incluyo unas tablas donde se indican sus posibilidades en el campo de la cirugía.

¿Qué ofrece usted frente a otros cirujanos?

En el Hospital Mesa del Castillo, siguiendo el espíritu de calidad y servicio al paciente que siempre nos ha caracterizado, hemos puesto en marcha una iniciativa pionera en España para ofrecer la mayor transparencia posible al trabajo que hacemos, como cirujanos, frente a los pacientes a los que ayudamos. Hasta ahora muchas personas son operadas sin comprender por qué, qué se les hace, con qué malla y de qué forma. Para conseguir una mejor relación médico-paciente, una total confianza y transparencia, ofrezco a mis pacientes la posibilidad de grabar su cirugía y enseñarles después las imágenes para que vean claramente lo que tenían, cómo se ha solucionado su problema y qué materiales se han usado para ello.