El pasado sábado se celebró el partido homenaje a José Párraga en el estadio municipal de fútbol de Churra. Las donaciones de los asistentes y las empresas involucradas alcanzaron la cifra suficiente para la compra de un desfibrilador que la organización del evento entregará a un centro deportivo de la Región.

Prueba superada, habrá desfibrilador

Entre otros actos, se hizo entrega de varias placas honoríficas y camisetas a los familiares de José, fallecido por muerte súbita durante un partido de veteranos el año pasado. Se guardó un minuto de silencio y se instaló una urna donde los asistentes podían realizar su donación económica.

Uno de los objetivos principales del evento, además de homenajear y recordar a un amigo y compañero, era conseguir donativos suficientes para la compra de un desfibrilador que sería destinado a un centro deportivo no profesional. El éxito fue rotundo, cerca de 400 personas estuvieron presentes, y el público y las empresas involucradas consiguieron cubrir el presupuesto del desfibrilador, de modo que pronto habrá en la Región un centro deportivo donde se podrán prevenir casos como la desgracia que asoló a la familia del fútbol de Murcia hace apenas un año.

Prueba superada, habrá desfibrilador
«Ha salido todo a pedir de boca, fue un día duro pero bonito», comenta Francisco Martínez, uno de los organizadores del evento, que añade: «Todo el mundo se ha volcado con la iniciativa, y al final hemos llegado a la cifra necesaria para la compra del desfibrilador». La sorpresa la protagonizó Asier Illarramendi, que desde la distancia mostró su solidaridad con la familia de José Párraga enviando una camiseta del Real Madrid, equipo donde milita actualmente

Por su parte, los familiares de José Párraga asistieron emocionados al evento, mostrando su gratitud en todo momento. Cuenta Martínez que al día siguiente, vía telefónica, el padre de José le expresó su «agradecimiento más profundo, sintiendo no haber podido hablar durante el evento por la emoción que sentía. La presencia de tantos compañeros, de todos los entrenadores y las instituciones le había honrado y emocionado.»

Prueba superada, habrá desfibrilador

El camino por recorrer para que todos los centros deportivos cuenten con estos aparatos que previenen muertes evitables es largo, ya que casi ningún centro cuenta con un desfibrilador. Y es que, como comenta Francisco, «si todos los centros comerciales deben contar con un desfibrilador por norma, en los centros deportivos debería ser también obligatorio, y casi ninguno tiene la capacidad económica para obtenerlo».

Los organizadores del homenaje a José Párraga están dispuestos a continuar con esta labor que en un principio solo era un recordatorio a su amigo fallecido, pero que poco a poco y gracias a la buena aceptación de la idea, se fue convirtiendo en una campaña para mejorar las condiciones en que se realiza el deporte base en Murcia. Según Francisco Martínez, entre los organizadores están «meditando hacer un segundo homenaje el año que viene,crear una Fundación, o conseguir que algún campo municipal lleve su nombre y de esta forma continuar con esta iniciativa tan importante, que además es la mejor forma de honrar la memoria de José Párraga».

Prueba superada, habrá desfibrilador

Además de todas las personas que a título individual colaboraron con las donaciones, empresas como Hospital Mesa del Castillo, Fisiomur, SeriGrafic, La casa del Teléfono, Secolino y Cauchos de Sande se involucraron en la financiación de la iniciativa y la promoción del evento.