De vez en cuando nos llegan noticias de deportistas que han sufrido un desvanecimiento o incluso una muerte súbita cuando realizaban actividad física. Sin ir más lejos, hace apenas unos días fallecieron dos corredores en la maratón de Castellón. Para conocer la relación entre seguridad y deporte hablamos con el doctor Ignacio Echeverría, cardiólogo del Hospital Mesa del Castillo de Murcia.

¿Suelen ser habituales estos casos de muerte súbita en el deporte?

Afortunadamente, no. Aunque tienen un gran impacto mediático. En corredores, la incidencia ronda en un evento cada cien mil. Se trata de una prevalencia muy baja. Puede que este número aumente, dado que cada vez se inscriben más personas con edades superan los cuarenta años.

¿A qué se deben?

La muerte súbita cardiaca relacionada con la actividad física se debe generalmente a una parada cardiaca precedida por una arritmia ventricular. En menores de 35 años la enfermedad cardiaca predisponente suele ser propia del músculo cardiaco (miocardiopatía hipertrófica, miocardiopatía arritmogénica). En mayores de 35 años, la ateromatosis coronaria.

Deporte y salud, una relación complicada

¿Se pueden prevenir de alguna forma?

Sí, pero lamentablemente no en todos los casos. Debemos reconocer dos escenarios: antes de la competición y durante la misma. Antes de la competición los reconocimientos médicos son la gran estrella. En menores de 35 años los antecedentes personales y familiares complementados con una exploración física pueden detectar el 45% de la población con riesgo potencial. Si agregamos la realización de un electrocardiograma, este porcentaje puede subir hasta una 90%. En personas mayores de 35 años, la enfermedad coronaria es más prevalente, pero la prueba de esfuerzo (ergometría) sólo detecta al 50% de la población con riesgo potencial. La incorporación del Angio-TAC coronario en poblaciones seleccionadas, podría elevar este porcentaje.

¿Y durante la competición?

Es importante formar a personal en maniobras de reanimación (recomiendo ver la aplicación CPR11 de descarga gratuita) y garantizar que cualquier persona pueda ser asistida en menos de 3 minutos por personal entrenado disponiendo de un desfibrilador.

¿No le damos suficiente prioridad a la salud?

Lamentablemente no, pero creo que esta tendencia va a revertir dadas las campañas de promoción de la salud, a que en algunas competiciones es necesario un certificado médico de aptitud para realizar la inscripción y a la accesibilidad de los servicios médicos.

¿Qué pasos debemos dar antes de comenzar una actividad deportiva?

Deberíamos comentarlo con nuestro médico de familia o general para que indague sobre nuestros antecedentes personales y familiares, realice una exploración física y un electrocardiograma. En mayores de 35 años se valorará la presencia de factores de riesgo cardiovascular y cálculo de riesgo de padecer un evento cardiovascular futuro. En caso de riesgo alto o que la persona quiera realizar una actividad de intensidad intermedia-alta se deberá descartar la presencia de ateroesclerosis subclínica.

¿Son costosos estos reconocimientos?

Sin duda más económico que un par de zapatillas para correr.

¿Qué servicios ofrecen en cardiología Mesa del Castillo?

Hacemos reconocimiento básico tanto en las instalaciones del hospital como en los clubes deportivos, de forma que los equipos no se tengan que desplazar. Incluye la valoración física, recolección de antecedentes de enfermedad y un electrocardiograma evaluada con el cardiólogo. Las evaluaciones más complejas las realizamos en el hospital Mesa del Castillo.