Ya son dos desfibriladores los que en un año ha conseguido adquirir y donar a instalaciones deportivas de la Región de Murcia la organización del Memorial José Párraga. En esta ocasión, el DESA (Desfibrilador Externo Semiautomático) está destinado a las instalaciones del Campo Municipal de Casillas. Las expectativas de la segunda edición del Memorial José Párraga se vieron superadas con creces, ya que además se recaudó el 65% del valor de un tercer desfibrilador, que será completado en futuras acciones solidarias.

La mañana del pasado domingo, en el campo de fútbol del Ranero, se reunió la familia del futbol murciano para recordar la figura de José Párraga, que perdió la vida de forma súbita mientras jugaba un partido de fútbol hace dos años. Si en la primera edición celebrada en el campo municipal de Churra el éxito de asistencia y solidaridad estuvo teñido por la tristeza, en esta ocasión los semblantes eran más desahogados.

Los gestos y algunas risas reflejaban el orgullo de haber conocido y compartido ratos de fútbol con José, y el gusto por convertir su memoria en un evento solidario y de ayuda a la seguridad en el deporte.

Crece la memoria de José Párraga
Acudieron al evento los familiares de José Párraga y sus incondicionales amigos y compañeros. En la presente ocasión se sumaron veteranos y jugadores del Real Murcia y otros equipos de la Región con sus familias.

Para la recaudación de fondos, la organización del memorial puso previamente a la venta pulseras solidarias por 3 euros en el hospital Mesa del Castillo, la tienda oficial del Real Murcia y otros puntos.

Destacados personajes del fútbol murciano como Acciari, capitán del Real Murcia, dieron su apoyo al movimiento animando a los aficionados a colaborar con la causa.

Durante el evento se programó un mini torneo amistoso entre cuatro equipos: dos de ellos formados por veteranos del San Antolín, un equipo de la Federación Murciana de Fútbol y otro de veteranos del Real Murcia. Ganó la final el Real Murcia por dos goles a cero al equipo de la Federación. Al finalizar el torneo hubo rifas benéficas que aumentaron considerablemente la recaudación: un jamón y varias camisetas de jugadores importantes, entre ellas la camiseta de la Selección Española de Fútbol de Iker Casillas con su firma.

Para terminar se ofreció a los asistentes una barbacoa y bebida, broche de oro a una mañana especial que con solo dos ediciones ya se consolida como un evento de futuro. Todo por recordar y admirar la figura de José Párraga.

Todas las fotos del evento en el blog de Antonio Sánchez.