La navidad es una época en la que por norma general consumimos gran cantidad de dulces y licores que pueden dañar nuestras piezas dentales, causándonos lesiones por el consumo de alimentos duros como el turrón o propiciando la aparición de enfermedades como la caries. Una época en la que los excesos y cambios de hábitos están a la orden del día, lo que se traduce en un aumento de las consultas odontológicas pasadas las fiestas. Por ello, es muy importante que no descuides tu salud bucodental durante la navidad.

Se trata de una época peligrosa para nuestra salud bucodental, en la que el mantenimiento de una adecuada higiene bucodental será decisivo para evitar posibles daños. Recuerda cepillarte los dientes tras cada comida principal durante al menos dos minutos, sobretodo antes de irte a dormir. Además, utiliza la seda dental o los cepillos interproximales al menos una vez al día para el correcto mantenimiento de tu higiene interdental.

Puede que en estos días salgas a comer fuera de casa y no dispongas de tus utensilios habituales de limpieza, ante esta situación masticar un chicle sin azúcar después de las comidas puede ser una buena opción, pues estimula la producción de saliva y neutraliza los ácidos bucales.

Asimismo, realiza un consumo responsable de azúcar y alcohol y ten cuidado al masticar alimentos duros como turrones o marisco. La boca nunca debe utilizarse como utensilio para partir estos alimentos, ya que con un mal gesto o un sobreesfuerzo puedes llegar a lesionar tus piezas dentales.

Recuerda que con moderación puedes tomar cualquier alimento o bebida, y que la higiene bucodental es tu aliada contra los dañinos azúcares. Estas sencillas medidas te ayudarán a mantener tu salud bucodental durante las navidades y a disfrutar al máximo de esta bonita época.