En los últimos días la Región de Murcia ha vivido la histórica inauguración de un nuevo aeropuerto situado en la localidad de Corvera. Aena, la autoridad que gestiona los aeropuertos a nivel nacional, eligió al Hospital Mesa del Castillo como centro encargado de velar por la salud de los usuarios del velódromo las 24 horas del día los 365 días del año.

Un médico y un enfermero del centro sanitario murciano estarán siempre pendientes de cualquier incidencia médica. Desde una consulta ubicada en la sala principal del aeropuerto, el personal sanitario está listo para desplazarse a un avión recién aterrizado y atender a algún pasajero que ha sufrido un percance médico durante el vuelo, o a la zona de transporte de equipajes donde algún operario se ha lesionado. Allá donde sea necesario, equipados con medicamentos y material médico como desfibrilador para paradas cardiorrespiratorias o utensilios para traumatismos, el equipo de Mesa del Castillo acudirá al momento.

Para estar siempre presentes en el Aeropuerto Mesa del Castillo ha dispuesto unos quince profesionales entre médicos y personal de enfermería que irán repartiéndose los turnos de trabajo. Sin embargo serán la Dra. Vilma Soriano y el enfermero Carlos Sulleiro los titulares, quienes además vivieron los primeros días de actividad del nuevo aeropuerto, desde el aterrizaje del primer avión hasta los días siguientes pasando por la visita del Rey.

Según Carlos Sulleiro las incidencias hasta el momento han sido leves y todas se produjeron el día de la inauguración, cuando más concurridas estuvieron las instalaciones: “No fueron casos de gravedad. Un trabajador sufrió una leve laceración en la mano por una atrapamiento con una puerta. Presentó sangrado que remitió tras una cura. También tuvimos la visita de una azafata de vuelo con problemas en un tobillo”.

El equipo médico de Mesa del Castillo está comunicado con el personal del aeropuerto y el cuerpo de bomberos a través de un walkie-talkie. Para cualquier emergencia mayor, los hospitales de Murcia y Cartagena están a escasos veinte minutos del aeropuerto.

A la salud del nuevo aeropuerto