Unidad del Sueño

Los objetivos de la Unidad del Sueño del Hospital Mesa del Castillo están centrados en mejorar la calidad del sueño del paciente y/o aliviar los síntomas que provocan los trastornos del mismo. La Unidad del Sueño cuenta con los últimos avances en el diagnóstico y tratamiento de los trastornos del sueño.

Las instalaciones constan de dos habitaciones habilitadas para el registro de los trastornos de sueño, además de una zona de control desde donde nuestra enfermera/o supervisa su descanso nocturno.

Trastornos del sueño más frecuentes

Existen más de 100 tipos de trastornos del sueño. El origen de cada uno de ellos es muy variado. En ocasiones, aparecen como efecto de otras enfermedades, y muchas veces constituyen un factor de riesgo para otras patologías, y provocan una disminución en la calidad de vida de los pacientes. Algunos de los trastornos más habituales, son:

  • Insomnio.
  • Síndrome de apnea obstructiva de sueño (SAHS o SAOS).
  • Hipersomnias y Narcolepsia.
  • Bruxismo.
  • Parasomnias (Sonambulismo, Trastorno de conducta durante el sueño REM).
  • Síndrome de piernas inquietas (SPI).

Polisomnografía

Es la prueba diagnóstica que consiste en el registro durante la noche de las variables fisiológicas como el electroencefalograma, flujo nasal, actividad muscular, saturación de oxígeno y frecuencia cardiaca, entre otros.

Nos permite conocer las alteraciones que sufre el paciente durante el periodo de sueño, y cuáles podrían acarrearle problemas para su salud. Se realiza en nuestro Hospital, intentando que el entorno de sueño sea lo más parecido al suyo habitual.

Test de Latencias Múltiples del Sueño

Es una prueba que se realiza durante la mañana, tras la noche de Polisomnografía en el Hospital. Sirve para valorar la somnolencia diurna excesiva (SDE), es decir, la tendencia a quedarse dormido con facilidad durante el día en distintas situaciones, ya sean activas o de reposo.

EL TLMS se convierte en el test fundamental para la valoración objetiva de la SDE, para control de patologías de sueño que cursan con hipersomnia, así como de pacientes que por su actividad laboral, requieran valoración (conductores profesionales, trabajos de riesgo, etc.). Es una prueba diagnóstica fundamental ante la sospecha clínica de narcolepsia.

Titulación de Presión de Dispositivo CPAP

La Titulación de la Presión del Dispositivo CPAP en pacientes con síndrome de apnea del sueño es otra de modalidad de estudio polisomnográfico.

El diagnóstico más frecuente de los trastornos respiratorios durante el sueño es el Síndrome de Apnea Hipopnea del Sueño (SAHS), y su tratamiento implica la colocación de un dispositivo de presión positiva continua en la vía aérea (CPAP – Continuous Positive Airway Pressure) durante el sueño.

El procedimiento es el mismo que el de la polisomnografía basal, pero se realiza en pacientes ya diagnosticados de SAHS, utilizando un equipo que genera presión positiva en la vía aérea (CPAP), a través de una máscara que cubre herméticamente el área de la nariz. La presión se aumenta gradualmente hasta conseguir que desaparezcan o se corrijan las apneas, las hipopneas, e incluso el ronquido durante el sueño.

Unidad del Sueño

Los objetivos de la Unidad del Sueño del Hospital Mesa del Castillo están centrados en mejorar la calidad del sueño del paciente y/o aliviar los síntomas que provocan los trastornos del mismo. La Unidad del Sueño cuenta con los últimos avances en el diagnóstico y tratamiento de los trastornos del sueño.

Las instalaciones constan de dos habitaciones habilitadas para el registro de los trastornos de sueño, además de una zona de control desde donde nuestra enfermera/o supervisa su descanso nocturno.

Unidad del sueño

Trastornos del sueño más frecuentes

Existen más de 100 tipos de trastornos del sueño. El origen de cada uno de ellos es muy variado. En ocasiones, aparecen como efecto de otras enfermedades, y muchas veces constituyen un factor de riesgo para otras patologías, y provocan una disminución en la calidad de vida de los pacientes. Algunos de los trastornos más habituales, son:

  • Insomnio.
  • Síndrome de apnea obstructiva de sueño (SAHS o SAOS).
  • Hipersomnias y Narcolepsia.
  • Bruxismo.
  • Parasomnias (Sonambulismo, Trastorno de conducta durante el sueño REM).
  • Síndrome de piernas inquietas (SPI).

Polisomnografía

Es la prueba diagnóstica que consiste en el registro durante la noche de las variables fisiológicas como el electroencefalograma, flujo nasal, actividad muscular, saturación de oxígeno y frecuencia cardiaca, entre otros.

Nos permite conocer las alteraciones que sufre el paciente durante el periodo de sueño, y cuáles podrían acarrearle problemas para su salud. Se realiza en nuestro Hospital, intentando que el entorno de sueño sea lo más parecido al suyo habitual.

Test de Latencias Múltiples del Sueño

Es una prueba que se realiza durante la mañana, tras la noche de Polisomnografía en el Hospital. Sirve para valorar la somnolencia diurna excesiva (SDE), es decir, la tendencia a quedarse dormido con facilidad durante el día en distintas situaciones, ya sean activas o de reposo.

EL TLMS se convierte en el test fundamental para la valoración objetiva de la SDE, para control de patologías de sueño que cursan con hipersomnia, así como de pacientes que por su actividad laboral, requieran valoración (conductores profesionales, trabajos de riesgo, etc.). Es una prueba diagnóstica fundamental ante la sospecha clínica de narcolepsia.

Titulación de Presión de Dispositivo CPAP

La Titulación de la Presión del Dispositivo CPAP en pacientes con síndrome de apnea del sueño es otra de modalidad de estudio polisomnográfico.

El diagnóstico más frecuente de los trastornos respiratorios durante el sueño es el Síndrome de Apnea Hipopnea del Sueño (SAHS), y su tratamiento implica la colocación de un dispositivo de presión positiva continua en la vía aérea (CPAP – Continuous Positive Airway Pressure) durante el sueño.

El procedimiento es el mismo que el de la polisomnografía basal, pero se realiza en pacientes ya diagnosticados de SAHS, utilizando un equipo que genera presión positiva en la vía aérea (CPAP), a través de una máscara que cubre herméticamente el área de la nariz. La presión se aumenta gradualmente hasta conseguir que desaparezcan o se corrijan las apneas, las hipopneas, e incluso el ronquido durante el sueño.