El Dr. Cao presenta avances en endourología en el Congreso Europeo

El doctor Enrique Cao se encuentra estos días en el Congreso Europeo de Endourología que se celebra en Turín presentado a sus colegas de todo el continente los últimos avances en el tratamiento de patologías del riñón. Se trata realizar en directo una Cirugía Retrógrada Intrarrenal (RIRS), un procedimiento quirúrgico endoscópico que permite el tratamiento de patología en el interior del riñón sin necesidad de heridas que llevará a cabo este lunes.

Este martes, el Dr. Cao estará en una mesa redonda para debatir las complicaciones de esta nueva técnica que ya ha sido realizada en el hospital Mesa del Castillo por parte del mismo facultativo y su colega el Dr. Pedro López Cubillana.

El Dr. Cao presenta urología de vanguardia en Turín

La Cirugía Retrógrada Intrarrenal permite el tratamiento de enfermedades como la litiasis renal y los tumores de urotelio superior que pueden ser subsidiaros de tratamiento conservador (preservar el riñón afecto). La utilización del Ureteroscopio Flexible en combinación con el Láser Holmium permite la fragmetación de piedras de cualquier dureza y casi cualquier tamaño.

Para la realización del RIRS, el acceso al interior del riñón se realiza a través de la uretra, a través de la cual se accede al interior de la vejiga. Una vez en su interior se localiza el orificio uretral correspondiente y a través de uréter se accede al interior del riñón.

Para ello, se utiliza un instrumento denominado ureteroscopio flexible. Este dispositivo, que está conectado a una cámara-monitor HD, ofrece una imagen de gran calidad del interior de la vía urinaria. Su flexibilidad permite alcanzar cualquier localización del interior del riñón y permite el desplazamiento por su interior de manera no traumática.

Actualmente y por sus excelentes resultados, la guía clínica de la Asociación Europea de Urología (EAU guidelines urolithiasis2012) recomienda el uso de esta técnica por cirujanos expertos para el tratamiento de la litiasis renal de prácticamente cualquier tamaño.

Los resultados de esta técnica son cada vez mejores, incluso con litiasis de grandes tamaños, estimando que la tasa de eliminación de litiasis renal en cálculos de 2 a 3,5 cm oscila en torno al 90%.