Presentamos la memoria de Responsabilidad Social 2014, donde hemos reflejado las acciones más importantes de ayuda a la sociedad que hemos realizado.

Reproducimos la introducción del documento:

Desde su creación en 1947 en una ciudad que padecía condiciones sociales muy precarias e infraestructuras y servicios sanitarios insuficientes, el hoy llamado Hospital Mesa del Castillo cumple una función de responsabilidad social que le ha distinguido hasta el presente.

Un constante apoyo a organizaciones de caridad como Jesús Abandonado o Cáritas por la lucha contra la pobreza, el patrocinio de equipos deportivos como el Plus Ultra o un papel importante en la recaudación de fondos para la causa de los afectados por el terremoto de Lorca son algunas de las acciones que Mesa del Castillo llevó a cabo en los años recientes.

Sin embargo, el presente de esta empresa situada en Ronda Sur de Murcia ha visto aumentar la intensidad de las acciones de responsabilidad social tanto en el ámbito regional como nacional e internacional.

La responsabilidad social corporativa es concebida actualmente como parte indisoluble del quehacer diario del hospital Mesa del Castillo, que entiende y percibe una responsabilidad hacia el mundo en que se desenvuelve, y una oportunidad para mejorar, en la medida de lo posible, las condiciones de vida y salud generales.

La dinámica de aumento en las acciones de responsabilidad social viene impulsada por varios factores que recorren a todos los actores sociales, desde la misma dirección de la empresa, hasta el público, que es cada vez más sensible a la problemática social que afecta al mundo. En el recorrido de actores hay un sector que para Mesa del Castillo ha sido clave y motor de esta dinámica ascendente. Se trata de los trabajadores; personal de enfermería, facultativos, administrativos, etc. Que con su sensibilidad y compromiso con la sociedad en la que viven, más en años de crisis, participan activamente en las acciones que Mesa del Castillo lleva a cabo, como es el caso de la recogida de tapones para tratamientos médicos o los voluntariados socio sanitarios a Tanzania, Brasil o Marruecos.

De este modo, tanto los trabajadores como el público, la sociedad en general, entiende que todos debemos aportar un poco a favor de conseguir un presente más solidario que ofrezca esperanzas de un futuro con más oportunidades para personas desfavorecidas o en condiciones limitadas.