El Hospital Mesa del Castillo celebró ayer el décimo aniversario de la inauguración de sus instalaciones en ronda sur. Un día de Santiago hace una década se llevó a cabo el traslado definitivo de pacientes y personal al nuevo edificio. En aquel año 2003, esta zona de la ciudad de Murcia que hoy está urbanizada con amplias calles y zonas verdes, estaba en plena construcción, y muchos de los edificios que ya están habitados, sólo eran proyectos o cimientos en construcción.

Con el traslado llegaron muchos cambios positivos como la facilidad de accesos, la amplitud de espacios, la luz natural o el aumento de especialidades médicas y quirúrgicas. El Hospital Mesa del Castillo dio un paso firme hacia el futuro apostando por la sanidad murciana, por el crecimiento y la mejora tecnológica.

Hoy el hospital recibe una media de 18 mil pacientes al año entre consultas, pruebas diagnósticas e intervenciones quirúrgicas, y se ha convertido en un referente regional para los profesionales más destacados por albergar las tecnologías más punteras.

El nuevo edificio fue diseñado por el arquitecto Miguel Mesa del Castillo. Un patio interior deja pasar la luz durante todo el día iluminando los pasillos acristalados. Habitaciones amplias y la armonía en los espacios hacen que muchas personas, tanto trabajadores como pacientes, resalten con frecuencia su belleza y su comodidad.

Para celebrar la fecha, el Hospital Mesa del Castillo ofreció ayer a trabajadores, pacientes y familias un servicio de café y pasteles durante la hora de desayuno y después de comer.

En palabras de su director general, Luis Mesa del Castillo Clavel: “Hemos crecido con este hospital, lo hemos visto cambiar, mejorar y crecer. Esta herencia no es solo nuestra y de los trabajadores, sino de toda la sociedad murciana. Sentimos el compromiso, hoy más que nunca, de ofrecer a nuestra región una asistencia sanitaria excelente, por la sociedad y por quienes trabajaron tanto por hacer que nuestro Hospital sea hoy el gran hospital que es.”

En el recuerdo de todos está don Fernando Mesa del Castillo, quien falleció el pasado enero y a quien don Luis Mesa del Castillo sustituyó en el cargo de director general: “Nos acordamos especialmente de mi tío Fernando Mesa del Castillo, que murió a principios de este año. Don Fernando, junto con mi padre, el resto de sus hermanos y mi abuelo, fue uno de los impulsores del nuevo edificio, y a él debemos la oportunidad de contar con un hospital tan moderno e importante.”